domingo, 1 de noviembre de 2009

Unión gana y se acerca a los playoffs.

Era distinta la sensación antes de entrar al Santa Laura. Algo me decía que no iba a ver lo mismo de antes. Que ahora se trataba de un equipo mas trabajado atrás.



Y así se vió. Como que Unión ya no era un equipo desconectado abajo de arriba. El mediocampo ya no era Villagra correteando todo y los demás mirando. Cordero y Núñez tapaban las bandas y al mismo tiempo subían y causaban daño arriba. En el centro Órdenes ayudaba. Unión jugaba sin un 10, pero hacía mucho daño por las bandas (de nuevo Cordero y Núñez). Se notaban jugadas trabajadas arriba, y triangulaciones con habilitaciones en velocidad. Bien.

No era Curicó un tremendo equipo como para decir que Unión cambió notablemente, pero igual se notó la diferencia. Con Cordero y Aceval por la izquierda y Miranda y Núñez por la derecha forzaban el ataque por el medio y ahí estaban Villagra y Órdenes, no esperando, sino anticipando. Ya no nos entraban hasta el área grande como Pedro por su Casa.

Porque si había un talón de aquiles de Unión de Carvallo era la lentitud de la recuperación de la pelota. La Unión anterior no presionaba la salida, no presionaba, no anticipaba. Dejaba jugar. Y eso funcionaba bien contra equipos chicos. Pero los otros nos creaban demasiadas opciones de peligro.



Y todo eso cambió. Curicó casi no tuvo llegadas. Y no era que Unión se arratonaba atrás. Sino que se paraba mas adelante, y taponaba todo. Sólo tuvo los primeros minutos del segundo tiempo duditativos donde Curicó sorprendió con tres delanteros. Pero el resto fue tranquilo.

Se notó el sello de Israel.

Todavía no se sabe si dará resultados contra equipos con mayor poder ofensivo. Nájera sigue sin convencerme. Ampuero jugó un partidazo, y, en mi opinión, se ganó el puesto de vuelta. Aceval, por un tema de velocidad, no tiene mucho que hacer por las bandas, pero Rosende tampoco lo hizo mucho mejor. Núñez regular, seguro que con la vuelta de Estévez vuelve a la banca. Lo de Canales es conmovedor. Luchó y luchó y mereció un gol, pero al final salió lesionado. Aravena sigue perdienose goles en los mano-a-mano, y no tuvo una noche brillante, pero el ingreso y la performance de Neira lo siguen confirmando en la titularidad. Neira está LEJOS de ser el de antes y no es alternativa real. El capitán Miranda vuelve a su puesto y lo hace correctísimo, sobre todo porque en este esquema no tiene tanta responsabilidad de subir. Villagra, lo de siempre. De lo mejor.



El mejor del partido, en mi opinión fue, lejos, Cordero. Creo que Cordero se va a lucir con el esquema de Israel. Porque hace exactamente lo que el nuevo DT quiere: un jugador que suba por las bandas y gane la última línea. Autor intelectual de los primeros dos goles.

Vuelve la esperanza. Otro golpe de timón que surgió efecto. En Chillán se define todo.

1 comentario:

El Quijote dijo...

Hola David:

Por las fotos, veo que estuvimos cerca; bueno, no tanto, yo me senté más arriba. Excelente tu análisis, porque se nota que esta Unión tiene mucho que decir. Imagina, nos faltan jugadores, cómo será cuando contemos con éstos. Yo me pregunto: ¿cómo encaja el "Pipa" con este esquema de Israel? Es la duda que me deja luego de ver este partido.

Saludos, amigo. Nos vemos.

El Quijote.